5.17.2019

Armando Ginocchio, el primer old boy de selección.


En PioneroDelFutbol.com seguimos empeñados en rescatar del olvido a viejos campeones leprosos. La historia de Lionel “Nelo” Newell -segundo hijo varón de Isaac- nos llevó hasta Wells, Inglaterra (link). Luego, buscando la identidad de Leslie “C. K.” Hollamby llegamos hasta Isle of Wigth (link). El periplo en esta ocasión resulta mucho más cercano en el espacio, pero no así en el tiempo.
Se trata ahora de reconstruir la historia de Armando Guillermo Ginocchio, campeón con Newell’s en la Copa Pinasco de 1906 y en la Copa Vila de 1907, 1909 y 1910. Pero sobre todo, se trata de reivindicar su pertenencia leprosa: la historiografía tradicional de la ciudad, fijó como punto de partida para la trayectoria futbolística de Ginocchio su participación en los equipos de Rosario Central en 1903 y 1905 (Copa Competencia). Por su parte, los investigadores porteños lo dan como jugador de Estudiantes de Bs. As. al momento de debutar en el Seleccionado Nacional. Veamos…

El protagonismo de Ginocchio no se limita a su actuación en el verde césped. El referente rojinegro había sido uno de los firmantes del Acta Nro. 1 del Club, en calidad de vocal. A su vez -en 1905- fue quien visionariamente propuso la posibilidad de ocupar un terreno en el Parque Independencia. Las escasas comodidades que dicho predio brindaba por aquel entonces, hizo descartar -momentáneamente- la idea. Luego, en 1906, Ginocchio fue designado por asamblea como presidente del Club, tras un breve conflicto que había derivado en la renuncia de Guillermo Moore, elegido poco tiempo antes.
Pero volvamos a su faceta futbolística. Tras egresar del Colegio Comercial Anglo Argentino, Ginocchio encara la carrera de medicina en la Universidad de Buenos Aires. Esto lo impulsa en 1907 a tomar parte en el equipo de Estudiantes de Bs. As. Ese mismo año -en agosto- comienza a integrar la Selección Nacional, donde disputaría un total de cinco partidos entre 1907 y 1910. De ahí que las crónicas porteñas lo mencionen como jugador de Estudiantes al momento de debutar con la albiceleste. Lo cierto es que durante 1907 Ginocchio también participó del once rojinegro que se alzó con la primera edición de la Copa Vila (Liga Rosarina), lo que evidencia que alternaba entre los equipos de Newell’s y Estudiantes. De ese modo, Armando Guillermo Ginocchio se convierte en el primer jugador leproso en ser convocado a la Selección Nacional.
La historia de Armando Ginocchio en los combinados locales y nacionales es de destacar. Ya en 1906 había sido invitado al Seleccionado Rosarino junto a Nelo Newell, cuando visitó nuestra ciudad el Combinado Sudafricano que arrasó a los locales con un cómodo 9 a 0.[1] Ya en 1911, la AFA hizo entrega de sendas gorras conmemorativas a los jugadores que participaban de la Selección Nacional. En Newell’s las recibieron Manuel P. González, José “Pinoto” Viale y el propio Armando Ginocchio. Las gorras[2] (caps) eran una tradición derivada del accesorio característico de los uniformes escolares británicos[3].
La incógnita más difícil de dilucidar era entonces otra. ¿Cómo es posible que un referente tan identificado con Newell’s, hubiera iniciado su carrera en Central?
La búsqueda nos llevó hasta el año 1902, cuando los pibes de Isaac defendían en las canchas el uniforme del Colegio Comercial Anglo Argentino y los “canallas” eran todavía un club en tránsito del cricket al football…
El 23 de agosto de 1902 se miden los alumnos del Colegio Comercial Anglo Argentino, con “los socios del Club Atlético de los Talleres” (denominación coloquial del Central Argentine Railway Athletic Club). Al igual que ocurriera en 1899 (link), la victoria le sonríe a los muchachos de Newell. Según la crónica de la época (cf. Diario del Municipio, 24.04.1902), se destacan -entre otros- Lionel Newell, Faustino González y Armando Ginocchio.
Este partido -más allá del resultado favorable- resulta de vital importancia para testimoniar la pertenencia de Armando Ginocchio a los equipos del Colegio Comercial Anglo Argentino, y por lo tanto a una estirpe leprosa codiciada a nivel local y nacional. Ginocchio será posteriormente “prestado” a Rosario Central como refuerzo para sus mencionados compromisos futbolísticos, pero sin perder su inconfundible identidad leprosa.
Durante años, Ginocchio cursó sus estudios en la Universidad de Buenos Aires, pero los fines de semana se hacía el tiempo para volver a Rosario y vestir su amada casaca rojinegra. Demostró así un enorme sentido de pertenencia, habida cuenta de lo dificultoso que resultaba en aquellos años recorrer el trayecto Rosario - Buenos Aires.
Armando Ginocchio fallece el 14 de junio de 1913, cuando poco le faltaba para recibirse de médico. Ese año, el 20 de abril, jugaba su último encuentro con Newell’s (victoria por 1 a 0 ante Atlantic Sportmen, por la Copa Vila).
La Liga Porteña suspende los partidos en señal de luto. Acompañado por una larga caravana, su féretro es envuelto en la bandera del Centro de Estudiantes de Medicina (UBA) y Enzo Bordabehere (otro apasionado leproso) es el principal orador en el sepelio…



[1] En el partido preparatorio que enfrentó al combinado de la Liga Rosarina con el propio Newell’s Old Boys, el resultado fue de un parejo 2 a 2, dando cuenta una vez más de la calidad de los jugadores rojinegros.
[2] No debe confundirse este modelo de gorras, con las boinas utilizadas por muchos futbolistas en aquellos años, accesorio que los protegía del filoso tiento al cabecear la pelota.
[3] Nótese una vez más, la referencia al ámbito escolar como germen del fútbol, tanto en las Islas Británicas como en Sudamérica.